• Email: cocacodosinclair@celec.gob.ec

  • Teléfono: (02) 3814-300

Cartografía y Geología - Central Hidroeléctrica Manduriacu

Cartografía y Geología - Central Hidroeléctrica Manduriacu


Se utilizaron parámetros correspondientes a una carretera Clase IV, camino vecinal tipo 4 y 6, para un terreno montañoso, esto es 4,00 y 7,20 m de ancho de calzada respectivamente. Las normas geométricas aplicables a los diseños efectuados según las condiciones topográficas, geotécnicas, hidráulicas, estructurales y ambientales, son las siguientes:.

1. Cartografía

A fin de satisfacer los requerimientos de información cartográfica para los distintos componentes tratados en el Estudio de Impacto Ambiental Definitivo se trabajó a partir de la información 1:50 000 de las cartas topográficas del IGM y 1:1 000 de la información proporcionada por HIDROEQUINOCCIO EP. La información temática en su mayoría fue obtenida a escala 1:50 000 y mayores de acuerdo al desarrollo del estudio como es el caso de los temas de uso del suelo; biótico, socioeconómico; sensibilidad, entre otros. La proyección de la información se encuentra en Datum WGS 84 zona 17 sur.

Toda la cartografía ha sido generada en plataforma SIG (ARCGIS 9.3) la misma que se encuentra formando parte de toda la estructura de SIG del Proyecto Hidroeléctrico Manduriacu. Las coberturas temáticas disponen de su propia base de datos estructuradas de acuerdo al modelo de datos del IGM, debidamente georeferenciadas y con reglas topológicas.


2. Geología y Geomorfología

Marco Geológico y Tectónico Regional

La mayor parte de Los Andes septentrionales ecuatorianos forman parte del bloque Norandino producto de la convergencia oblicua de las Placas Nazca y sudamericana, desde el Oligoceno Tardío. Este bloque es considerado una mini placa más o menos independiente que se desplaza, respecto a Sudamérica, a una velocidad de 6 a 10 mm/año y un rumbo promedio de N 45º E a N 55º E. En el sector ecuatoriano, estos desplazamientos se producen principalmente a lo largo de las fallas intracontinentales Pallatanga, Calacalí y Chingual-La Sofía (Pennington, 1981; Kellogg & Bonini, 1982, Ego et al, 1993, 1996; Gutscher et al, 1999).

La región de implantación del Proyecto Manduriacu se encuentra en la vertiente de la Cordillera Occidental, en el tramo medio y bajo de la Cuenca hidrográfica del río Guayllabamba que drena un amplio segmento de la Cordillera de Los Andes.

El núcleo de la Cordillera Occidental está conformado por terrenos oceánicos progresivamente acrecionados al margen continental durante el Cretácico Tardío y posiblemente hasta el Paleoceno, la sutura formada en este tiempo podría ser el Sistema

de Fallas Pallatanga-Calacalí (Aspden et al, 1992) misma que se encuentra por fuera del área de implantación del Proyecto Manduriacu. Parte de este núcleo, en el extremo oriental de la Cordillera Occidental está formado por fajas y lentes tectónicamente emplazados en el cual se alternan los siguientes:

Basaltos en almohadilla, lavas basálticas y sedimentos asociados pertenecientes a la Unidad Pallatanga (KPa), de edad Santoniano-Campaniano, que esinterpretada como fondo marino y arco oceánico;

Limolitas y lutitas predominantemente de colores negros y grises, finamente estratificadas, depositadas en un ambiente de abanicos submarinos. Estos sedimentos pertenecen a la Unidad Yunguilla (KY) del Cretácico Tardío (Campaniano-Maastrichtiano);

Areniscas, limolitas y cherts depositados en un ambiente marino turbidítico, con un aporte volcánico importante, pertenecientes a la Unidad Natividad (KN) de edad Campaniano-Maastrichtiano. La ocasional presencia de lavas andesíticas, intercaladas entre los sedimentos, sugiere la cercanía de un arco.

Hidrología

La cuenca del río Guayllabamba drena una superficie de 7 500 km2, hasta la estación hidrométrica Guayllabamba DJ Pachijal; se encuentra ubicada en el centro norte del Ecuador entre las coordenadas 840 000 y 720 000 Este y entre 10 065 000 y 9 925 000 Norte.

El río Guayllabamba fluye por la vertiente occidental de Los Andes como parte del sistema fluvial del río Esmeraldas que drena al Océano Pacífico, toma su nombre desde la confluencia de los ríos San Pedro y Chiche; hasta este sitio y desde su nacimiento, el río fluye en dirección Norte y, desde ahí, en dirección general Sur-Norte hasta la estación Guayllabamba AJ Cubi, en las inmediaciones de la confluencia del río Cubi. En la región entre las confluencias de los ríos Monjas y Cubi, el río Guayllabamba se abre paso a través de la cordillera occidental de Los Andes y desciende hacia la llanura costera en una dirección general Este-Oeste.

La cuenca del río Guayllabamba es una zona geográfica de especial conformación geomorfológica que está flanqueada, al Este por el ramal oriental de Los Andes, al Oeste por el ramal occidental de Los Andes, al Norte por el nudo de Mojanda-Cajas y al Sur por el nudo de Tiopullo, y es una zona, en la que está la mayor concentración de altas montañas del Ecuador.

El cauce puede ser descrito como de fuertes pendientes. La pendiente media (aritmética) del río, desde la cota 3 600 msnm hasta la estación Guayllabamba DJ Pachijal es 1,6 % y en el tramo del aprovechamiento (Guayllabamba DJ Alambi Guayllabamba-DJ Pachijal) es 1,05 %, aproximadamente.

En la cuenca media, área de ubicación del proyecto, el Río Guayllabamba recorre de Este a Oeste recibe las aguas de afluentes importantes como los ríos: Chontal, Magdalena, Manduriacu Chico en su margen derecha y los ríos: Chirapi, Chaupi, Huaycuyacu que recorren de Sur a Norte o Sureste-Noroeste en hacia la margen  izquierda.

Caudales Disponibles en el Sitio de Captación

Los caudales disponibles para el proyecto, corresponden a la suma de los caudales naturales, usos consuntivos y caudales de trasvase. Luego de los análisis realizados, se ha asumido que los caudales históricos registrados corresponden a los caudales disponibles en las estaciones a excepción de los trasvases futuros.

Los trasvases futuros hacia la cuenca del río Guayllabamba principalmente corresponderán a los caudales del Proyecto de Agua Potable Ríos Orientales, a la ampliación del Proyecto de Agua Potable La Mica y al Proyecto de Riego Tabacundo, entre los más importantes. El Proyecto Ríos Orientales con un caudal de diseño de 27 m3/s, constituye el trasvase más significativo y que representaría un incremento de caudales semejante a 15 m3/s. Los dos últimos proyectos no han sido tomados en cuenta debido a la incertidumbre en los tiempos de entrada en operación.

Los caudales adicionales producto de los trasvases futuros servirían como amortiguación positiva a la disminución de los caudales del río Guayllabamba por los usos de riego futuros; consecuentemente, bajo un criterio conservador, se ha adoptado que los caudales disponibles corresponden a los caudales históricos registrados.

Para el proyecto Manduriacu, los caudales disponibles son función de los caudales de las estaciones Guayllabamba DJ Alambi y Guayllabamba DJ Pachijal, ponderados con las respectivas áreas de drenaje y las lluvias anuales estimadas para la zona. La lluvia anual para el área entre la estación Guayllabamba DJ Alambi y el sitio de captación del proyecto a Manduriacu ha sido estimada al 2 400 mm/año; y, 2 900 mm/año entre las dos estaciones mencionadas. Un resumen de los valores característicos para la captación del proyecto Manduriacu se presenta a continuación.

Captación del Proyecto Manduriacu:

 Caudal ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO  SEP OCT NOV DIC
 Min[Qmedio]  97,5 64,2 121,2 174,0 134,6 105,5 81,8 63,2 45,6 58,6 61,1 6O,4
 Qmedio

 178,9

219,6 228,7 245,0 221,2 159,7 121,1 96,8 91,1 102,1 137,7 147,8
 Max[Qmedio]  279,2  251,2 393,0  332,7  338,0  246,1  185,8  164,3  176,9  155,7  351,2  270,2

 Consorcio TCA-2011

El Proyecto Manduriacu dispone de la concesión de agua otorgada por la Secretaría Nacional del Agua, mediante resolución de 30 de mayo de 2012.

Componente Arqueológico

El Proyecto hidroeléctrico Manduriacu está dentro del área de influencia de la Cultura Yumbo; en donde hay evidencia de elementos monumentales y material distribuido mayoritariamente en la margen derecha que cubre desde el área de la presa y la subestación hasta la totalidad de la comunidad de Cielo Verde hacia el piedemonte en dirección Norte y Este. Los restos encontrados presentan evidencia de dos momentos ocupacionales; uno entre Costa (Jama Coaque II) Sierra (Quito-Caranqui-Inca) y otro con la Amazonía (Cosanga), lo cual advierte sin duda alguna, la importancia de la región al mantener redes de comercialización muy fuertes.

La presencia de estos elementos arqueológicos, por ser expresiones palpables de una cultura y por lo mismo parte del patrimonio tangible, determinado por la Ley de Patrimonio Cultural, dan testimonio de vida y expresan su capacidad creativa para preservar los trazos a lo largo de la historia; lo que dan cuenta de su importancia y de la necesidad de generar un proyecto quizá semejante al del complejo arqueológico de TULIPE.

Sismología

Del análisis de la actividad sísmica histórica se desprende que en la región septentrional del Ecuador han ocurrido por lo menos seis terremotos con intensidades mayores que VIII en la escala Mercalli (Egred, 2004):

• 31 de agosto de 1587, terremoto de intensidad VIII que afectó a las regiones Norte de la Provincia de Pichincha y Sur de Imbabura, el epicentro fue la población de San Antonio de Pichincha;

• 22 de marzo de 1859, terremoto de intensidad VIII con epicentro en la parte Sur del valle de Los Chillos, afectó a las provincias de Cotopaxi, Pichincha e Imbabura;

• 15 y 16 de agosto de 1868, terremotos de intensidad VIII en la Provincia del Carchi y de intensidad X en la Provincia de Imbabura con impacto hasta en la provincia de Pichincha;

• 31 de enero de 1906, terremoto de intensidad IX en el Océano Pacífico frente a las costas de Esmeraldas y Tumaco en la frontera entre Ecuador y Colombia;

• 20 de julio de 1955, terremoto de intensidad VIII en la Provincia de Imbabura con afectaciones al Sur de la Provincia del Carchi y Norte de Pichincha.

De los sismos mencionados el ocurrido en 1906 frente a las costas de Esmeraldas es el único que con certeza tuvo su origen en la zona de subducción, el resto de eventos podrían estar asociados a movimientos de las fallas activas en el territorio continental. En el interior del área de estudio no han sido identificadas estructuras cuaternarias.

Se puede concluir que los resultados del análisis de peligro sísmico concuerdan globalmente con los resultados de estudios regionales, con valores de aceleración principalmente inferiores a 0,4 g.

Los estudios de riesgo sísmico regional y local para definir el sismo de diseño para las diferentes obras, se basan en el análisis de los diferentes aspectos relacionados con la tectónica de la región andina y de los sectores limítrofes a los sitios de las obras.

Vulcanología

Los estudios de investigaciones vulcanológicas, realizadas durante las fases de prefactibilidad y factibilidad del Proyecto, han permitido obtener un adecuado grado de conocimiento respecto a este tipo de riesgos y su peligrosidad con relación a las obras y a la infraestructura de la central.

De la recopilación, análisis y homologación de los datos disponibles sobre la evaluación de peligros derivados de los edificios volcánicos ubicados en las proximidades al Proyecto Hidroeléctrico Manduriacu, se concluye que los fenómenos volcánicos a esperarse no son críticos para las obras del proyecto.

Estudio de Impacto Ambiental

El Plan de Manejo Ambiental (PMA) para las fases: previa, construcción, operación, mantenimiento y retiro de las instalaciones del Proyecto Hidroeléctrico Manduriacu, constituyen un instrumento básico de gestión ambiental a ser implementado por el Promotor del Proyecto en sus distintas fases de desarrollo.

El PMA propuesto contiene las medidas de orden preventivo, correctivo y mitigante para tratar los impactos ambientales generados por las actividades asociadas al proyecto en relación a la construcción y operación comercial de la Central Hidroeléctrica Manduriacu, teniendo como requerimiento sustancial la necesidad de compatibilizar las actividades de generación hidroeléctrica con las sostenibilidad ambiental, social, cultural y arqueológica del área en la cual será implantada, el PMA incluye medidas de:

• Prevención, Control y Mitigación;

• Indemnizaciones y Compensaciones;

• Manejo de Desechos;

• Seguridad Industrial;

• Relaciones Comunitarias;

• Contingencias y Monitoreo.

Todos estos componentes serán motivo de verificación de cumplimiento por parte de los organismos de control ambiental.

Con la implementación de la Central Hidroeléctrica Manduriacu se reducen aproximadamente 0,14 Millones toneladas anuales de CO2.

 

 

 

Super User

Posted by Super User

La Unidad de Negocio CELEC EP – COCA CODO SINCLAIR, creada mediante Resolución N° 003-2015 del 23 de julio de 2015, es un área administrativa operativa de la Empresa Pública Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC EP).

0 Comments - This is an example slider gallery post type

Leave a comment