Gestión Ambiental

 

El principal beneficio ambiental de los proyectos eólicos es la contribución a la estabilidad climática del planeta, mediante la generación de energía eléctrica sin emisiones de gases contaminantes (dióxido de sulfuro S02; óxidos de nitrógeno NOx; monóxido de carbono CO; dióxido de carbono C02 y partículas), en comparación con los producidos en centrales térmicas.

 

Sin embargo, algunas desventajas genéricas inducidas a la operación de un parque eólico son el incremento de los niveles de presión sonora (ruido) en los asentamientos poblaciones adyacentes al proyecto, así como la afectación a la avifauna (muerte de aves por colisión con el aerogenerador) y mamíferos voladores (murciélagos) del sector. La magnitud de estos impactos depende principalmente de las características socios ambientales del lugar de emplazamiento.

 

Para mitigar estos y otros impactos ambientales, CELEC EP GENSUR cumple con la normativa ambiental regulada por el Ministerio del Ambiente, para los procesos de construcción (2011-2012) y actual operación de la Central Villonaco, tales como:

 

·      Licencia Ambiental, Resolución Ministerial 068 del 26 julio del 2011.

 

·      Estudio de Impacto Ambiental y Plan de Manejo Ambiental, aprobado por el Ministerio del Ambiente.

 

Un beneficio adicional de la Central Villonaco es el Registro Mecanismo de Desarrollo Limpio, ante la Convención Marco de la Naciones Unidas del Cambio Climático (UNFCCC); que certifica que la Central aporta con la reducción de emisiones de gases efecto invernadero en 38.052,00 toneladas de CO2/año.