Tras el desalojo de sedimentos, la central Manduriacu retomará generación de energía

A partir de este viernes 13 de mayo de 2022, inicia la recuperación del nivel del embalse de la central hidroeléctrica Manduriacu, con una potencia máxima efectiva instalada de 65MW, para retomar su aporte energético al Sistema Nacional Interconectado (SNI) que entrega energía eléctrica a todo el país.

Esto es posible una vez que concluyeron las maniobras técnicas para el desalojo controlado de sedimentos acumulados en el embalse y la limpieza manual de las rejillas de las compuertas de toma de las dos unidades de generación.  En esta ocasión también se aplicó la metodología aprobada por la Mesa Técnica Interinstitucional, que está conformada por el Ministerio de Energía y Minas, Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica, Instituto Nacional de Biodiversidad (INABIO), y la Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC EP). Los resultados obtenidos fueron positivos en la parte técnica y ambiental.

Las muestras de, aproximadamente, 650 monitoreos de la calidad de agua obtenidos hasta la fecha permitieron controlar las maniobras desde la central, con esto no se afectó al abastecimiento de agua potable para la provincia de Esmeraldas. Tampoco se evidenció la presencia de peces muertos en los ríos y, en lo operativo, se logró limpiar toda la infraestructura del deflector del embalse de la central.

Desde el inicio de las maniobras existió un diálogo permanente con las direcciones de Ambiente, de la Alcaldía y Prefectura de Esmeraldas, así como con el personal técnico de la planta de agua potable de EPMAPSE, con el fin de informar los resultados que se iban obteniendo en los monitoreos de calidad de agua.

CELEC EP continúa en conversaciones con personal técnico de la planta de agua potable EPMAPSE para la determinación del cálculo técnico de los insumos químicos adicionales que se utilizaron durante el desalojo de sedimentos, lo que permitirá viabilizar la compensación que corresponda a la EPMAPSE.

Así mismo, hoy se realiza la inserción de 16 440 peces en afluentes naturales del río Guyallabamba, que fueron recuperados al inicio de las maniobras técnicas.

Durante este período de desalojo de sedimentos el personal técnico también ejecutó trabajos de mantenimiento preventivo de las 8 000 horas de la Unidad 1, con lo que se redujo el tiempo de indisponibilidad de esta central, que está ubicada entre las provincias de Pichincha e Imbabura y aporta con 397,5 GW-h al año al Sistema Nacional Interconectado. Esta energía permite abastecer a 250.000 familias ecuatorianas.

Fecha de publicación: viernes, 13 de mayo de 2022.