La recuperación de las centrales térmicas de Electroguayas avanza bajo el liderazgo de dos mujeres

Verónica Bermúdez es la jefa de las centrales térmicas Aníbal Santos, Alvaro Tinajero.

Dos técnicas pertenecientes a la Unidad de Negocio Electroguayas, de la Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC EP), lideran el plan de recuperación de las unidades de generación de las centrales térmicas Aníbal Santos, Alvaro Tinajero, Santa Elena II y Santa Elena III.

Se trata de la ingeniera mecánica Verónica Bermúdez y de la ingeniera industrial Diana Naranjo, quienes son las primeras mujeres que asumieron las jefaturas de las centrales Alvaro Tinajero, Aníbal Santos, Santa Elena II y Santa Elena III, respectivamente. Estas funciones han sido ocupadas tradicionalmente por varones.

El pasado 17 de septiembre, CELEC EP declaró la disponibilidad de la Unidad TV1, de la centra Aníbal Santos, con una potencia de 32 megavatios. La declaración de disponibilidad significa que está operativa y puede entrar en operación cuando así lo disponga el Operador Nacional de Electricidad (CENACE).

Entre los trabajos que se realizaron fueron: mantenimientos de la caldera, turbina, calibración en las válvulas del gobernador y equipos auxiliares. Participaron técnicos calificados de las diferentes como mecánicos, eléctricos, personal de operaciones. Además, se contó el apoyo de técnicos de la central Gonzalo Zevallos y Trinitaria.

Estas actividades estuvieron lideradas por Verónica Bermúdez, graduada en la Escuela Politécnica del Litoral y hace siete años se incorporó a la Unidad de Negocio Electroguayas.  Desde hace un mes es la jefa de las centrales Alvaro Tinajero, de 37.50 MW; y Aníbal Santos, de 32.5 MW, que son parte del Programa de Recuperación de Potencia, emprendido por CELEC EP.

Verónica lidera un equipo técnico, conformado por mecánicos, electricistas, soldadores… que llevan adelante las labores para recuperar las unidades de generación y entren en operación cuando así disponga el Operador CENACE. Ocupa una jefatura de central, que tradicionalmente ha sido ocupada por varones. Asumir las funciones no ha sido ningún problema, porque tiene los conocimientos, capacidades y experticia para liderar un equipo técnico.

Tiene 33 años y es madre de Ricardo Emilio (de nueve años). Eso no ha sido una dificultad para cumplir con su rol de madre y profesional a la vez, aunque a veces sus laborales profesionales se cruzan con la revisión de las tareas de su hijo y otras actividades del hogar. “Solo es cuestión de organizarse y actuar”, comenta.

Su objetivo es concluir los trabajos en los tiempos programados.  Disciplina, pasión, preparación permanente y nunca dejarse sentir menos, son sus recomendaciones para las profesionales que también desean abrirse campo en áreas estereotipadas como espacios para hombres.

Diana Naranjo está orgullosa de trabajar en su propia tierra

Diana Naranjo es la jefa de las centrales Santa Elena II y Santa Elena III

Mientras tanto, Diana Naranjo es una ingeniera industrial graduada en la Universidad Estatal de Santa Elena y realizó una maestría en Administración de Empresas en la Universidad Agraria del Ecuador. Tiene 35 años y hace 11 se incorporó a CELEC EP Electroguayas, al área de Programación y Control de Mantenimiento.

Hace dos meses asumió la jefatura de las centrales Santa Elena II, de 90 Megavatios; y Santa Elena III, de 42 MW, que también son parte del programa de recuperación de las centrales térmicas. Antes de ocupar ese cargo fue la jefa Mantenimiento (e) de las dos centrales.

En sus nuevas funciones, una de las prioridades es concluir con los trabajos de recuperación de potencia de las dos centrales a su cargo y dentro de los plazos establecidos, comenta, mientras supervisa las actividades en las unidades de Santa Elena II que están en mantenimiento mayor y cinco en recuperación de potencia. También realiza un seguimiento minucioso a los procesos administrativos que implica la recuperación de potencia de la Central Santa Elena III.

Con planificación y organización cumple sus nuevas funciones al frente de las dos centrales de generación, aunque sus nuevas funciones le han restado tiempo al ciclismo, su deporte preferido.

Para ella es un orgullo brindar sus servicios profesionales en la misma comunidad que le vio crecer. Resalta la confianza de las autoridades de la Corporación para encargar esa responsabilidad a una profesional que es parte de la comunidad.

En un principio, consideró que asumir la jefatura de las dos centrales le pudo representar alguna dificultad “porque es un cargo que ha sido ocupado por varones”, pero no fue así. Su nombramiento ha sido bien acogido por todo el personal técnico y operativo, concluye Javier Flores, jefe de operaciones (e).

Fecha de publicación: 30 de septiembre de 2021.