headerhome_CELEC3.jpg

Shushufindi, 5 de septiembre de 2017

El sistema petrolero ecuatoriano logra un hito histórico desde el inicio de su actividad en el país. Por primera vez, las empresas Petroamazonas EP y la Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC EP) concretaron la interconexión entre los sistemas eléctricos y petrolero, con la finalidad de aprovechar la energía eléctrica producida en el Sistema Nacional Interconectado (SNI)) en las operaciones de la estatal petrolera.

La interconexión, que en su primera fase llegó a los campos Shushufindi y Sacha, se realizó entre las subestaciones Jivino 230/69 kV (CELEC EP) y Petroamazonas. Una parte de la infraestructura fue desarrollada por la petrolera y se enlaza con las instalaciones construidas por CELEC EP para la expansión del Sistema Nacional de Transmisión (SNT).

El enlace de estos sistemas eléctricos tiene una capacidad inicial de hasta 40 MW de potencia y permite la sustitución de hasta 2 millones de galones de diésel por mes, cuyo valor, a precio actual, es USD 3,8 millones, que representará un ahorro anual cercano a los USD 50 millones.

Con la conexión al Sistema Nacional Interconectado (SNI), Petroamazonas EP reduce aún más el volumen de diésel empleado en el conjunto de sus operaciones, mismo que a la fecha sería de 14,19 millones de galones diésel por mes, si no se tomaban varias medidas de ahorro, y que una vez incorporada la interconexión al SNI disminuye a  3,82 millones de galones: un ahorro bruto de más de USD 230 millones por año.

Así mismo el pasado domingo 3 de septiembre de 2017, el Ministerio de Electricidad y Energía Renovable junto con la Corporación Eléctrica del Ecuador CELEC EP, a través de su Unidad de Negocio TRANSELECTRIC, puso en operación la subestación Jivino de 230  y 69 kV, con una capacidad de transformación de 167 MVA, ubicada en la provincia de Sucumbíos, Km 25 de la vía Lago Agrio – Coca.

Esta obra del Estado ecuatoriano se realizó con una inversión de USD 26,2 millones para beneficio de los habitantes de las provincias de Sucumbíos y Francisco de Orellana. El inicio de operaciones de Jivino representa un paso importante en la historia eléctrica del país, pues suministra a la zona nororiental energía renovable proveniente de la central Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair y el Sistema Nacional Interconectado, mejora de forma significativa la calidad de servicio de energía para la provincia y, permite la disminución del uso de combustibles fósiles en la generación de electricidad para el sector hidrocarburífero.

El trabajo articulado con el Ministerio de Electricidad y Energía Renovable y el Ministerio de Hidrocarburos junto con las empresas públicas CELEC EP Transelectric y Petroamazonas EP, evidencia el compromiso y el fortalecimiento de ambos sectores con acciones que constituyen un hito más del cambio de la matriz energética y productiva, ejes fundamentales para el desarrollo económico del Ecuador.

recorrido 1

1111

Nevada3