Sedimentos que llegan hacia Manduriacu son arrastrados por el Guayllabamba desde el inicio de su formación

8 de abril de 2019

Warning: Undefined array key "file" in /home/celec/public_html/wp-includes/media.php on line 1734

Deprecated: preg_match(): Passing null to parameter #2 ($subject) of type string is deprecated in /home/celec/public_html/wp-includes/media.php on line 1734

La mesa técnica interinstitucional, conformada por el Ministerio de Recursos Naturales, el Ministerio del Ambiente, la Secretaría del Agua y la Corporación Eléctrica del Ecuador, realiza un análisis de la calidad del agua del río Guayllabamba, el cual arrastra sedimentos desde el inicio de su formación. Estas actividades se efectúan antes, durante y después de las maniobras de desalojo de sedimentos del embalse de la Central Hidroeléctrica Manduriacu.

El objetivo de estos monitoreos es determinar la calidad del agua y los sedimentos que se generan a lo largo de toda la cuenca del río Guayllabamba, y que llegan hasta el embalse de la central Manduriacu, en 9 sectores determinados. Los resultados de estos estudios serán puestos en conocimiento de las autoridades involucradas para que puedan tomar las acciones correspondientes, en función de sus competencias.

El agua del Guayllabamba arrastra los sedimentos de los ríos San Pedro, Chiche y Machángara, los cuales atraviesan los cantones Mejía, Quito DM y Rumiñahui. Posteriormente, el río Guayllabamba se une con el Blanco para formar el Esmeraldas.

Las actividades de monitoreo y control de la calidad del agua se realizan en tres momentos: antes, durante y después de las maniobras en la Central Hidroeléctrica Manduriacu, para lo cual se desplazaron brigadas conformadas por representantes de la mesa técnica interinstitucional que observarán el comportamiento de los sedimentos en varios puntos de la cuenca del río Guayllabamba, desde la central, hasta la desembocadura del Esmeraldas en el océano Pacífico.

Hasta el momento no se han erogado sedimentos del embalse, únicamente se han realizado actividades dirigidas a disminuir el nivel del embalse, para lo cual se procedió con la apertura de los 4 vertederos de excesos hasta llegar a la cota 482 m.s.n.m. La disminución en el nivel del embalse permite realizar el rescate ictiológico aguas arriba de la central.

La cantidad de sedimentos que se acumula anualmente en el embalse de la Central Manduriacu asciende a 3 millones de metros cúbicos, por lo que se requiere realizar maniobras periódicas que permitan desalojar esta cantidad de sedimentos por al menos en dos ocasiones durante el año.

Por esta razón, en estas maniobras, se acordó con la mesa interinstitucional la erogación de un máximo de 1 millón 500 mil metros cúbicos de sedimentos.

A las 18h00 de hoy, inicia el primer desalojo controlado, en maniobras extendidas, durante 11 días, con el fin de que el sedimento avance de forma controlada a lo largo de la cuenca, y de esta manera reducir los efectos que se puedan producir aguas abajo de la central.

La metodología para las maniobras de desalojo de sedimentos fue acordada con todos los integrantes de la mesa interinstitucional para así desarrollar un trabajo articulado que permita mitigar una posible afectación para las poblaciones que se encuentran en las riberas de los ríos Guayllabamba y Esmeraldas.

Fecha de publicación: 08/04/2019

En cumplimiento de lo dispuesto en el Acuerdo No. 012-2019, emitido por el Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, comunicamos nuestra política para el tratamiento de datos personales. Para continuar navegando en este sitio debe aceptar los términos de la misma.
Política para el tratamiento de datos personales

Ir al contenido